Del Plan de Dominación

al Proyecto Nacional

 

 

            He decidido escribir este breve ensayo, con apoyo en datos de historiadores y constitucionalistas, impulsado por el hartazgo de escuchar en asambleas y otras reuniones populares, falaces o pueriles argumentos de "por qué estamos así", planteados cómo si una mera comprensión de causas pudiera "per se" modificar los efectos.

 

         Pero justamente la existencia de tantos ámbitos horizontales, no académicos, de discusión -impensable un año atrás- me hace creer que es el mejor momento de ir más profundo, y avanzar dos pasos más:

 

 

Juan Carlos Dima

 

 

Ir a...Inicio

I N D I C E

 

Planteo Inicial
En Argentina: el principio del dominio británico
Desembarco en los EE.UU.
Los norteamericanos: los primeros engañados
Vuelta a Argentina:  la nueva forma de sumisión
Rol del "stablishment" local
Kissinger explicita el "Para Qué"
Como diseñar el Proyecto Nacional
Agradecimientos

 

Planteo Inicial

 

            ¿Es posible que cosas tan diversas como la desatención al mantenimiento de los hospitales, la privatización de las empresas de energía, el incremento de la deuda externa, los nuevos hábitos alimenticios, la quita del 13% a los jubilados,  la fuga de cerebros, y otros males que hace tantos años nos aquejan, tengan algún único hilo conductor?

 

            Si esto fuera así, estaríamos ante un muy bien organizado plan que abarca prácticamente todos los aspectos que hacen a la organización del Estado, de la Sociedad Civil y de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

 

            Pero...¿Quién o quiénes son tan poderosos como para elaborar, llevar a cabo y mantener en el tiempo un plan que no solo ha sido llevado a cabo en Argentina, sino en casi todos los países de América Central y del Sur, y hasta diría del resto del Tercer Mundo?

 

            Aparece en seguida la imagen del FMI. Pero si nuestra hipótesis es cierta, un grupo así debería estar operando desde hace muchos años sobre la dirección que lleva el mundo, e inclusive tendría bajo su control a organismos internacionales como la ONU, al mismísimo FMI y hasta al gobierno de los Estados Unidos.

 

            Para poder encontrar respuestas, reveamos algo de historia desde un punto de vista novedoso.

 

al índice

 

En Argentina: el principio del dominio británico

 

"Es necesario denunciar a aquellos pícaros  
que tratan de llevar agua a su propio molino".

Mariano Moreno

 

            Es sabido que desde antiguo la Corona Británica, o más bien los banqueros que operaban desde aquel seguro territorio insular, le había echado el ojo a estas tierras, como a tantas otras en el mundo. Ya las naves inglesas contrabandeaban en Buenos Aires, e inclusive comerciaban fluidamente en puertos en la Patagonia. No extraña entonces que aprovecharan el momento en que España estaba ocupada con las guerras  contra Napoleón para tratar de birlarle el comercio con sus colonias en el Río de la Plata.

 

            Las Invasiones Inglesas no le resultan según lo planeado. Deben capitular, aunque ya habían logrado llevarse el Tesoro de la Real Hacienda. Eran 8 toneladas de oro y plata amonedados que fueron paseados en carrozas por Londres como ostentosa exhibición de triunfo. Pero en la Reconquista, a la vez de este gran acto de heroísmo popular, se gesta el primer acto de corrupción en nuestras tierras; y que da origen a la oligarquía nacional: En el Acta de Capitulación que hacen firmar a los ingleses, omiten exigir la devolución del Tesoro.

 

            Esta omisión puede entenderse al saber que el Cap. inglés Guillepie realizó reuniones con varias prominentes personajes de la sociedad de entonces, y creó un libro  de anotaciones parcialmente develado hoy día. Los allí anotados, aceptaban ser súbditos de la corona inglesa, y recibían a cambio una renta de 500 libras por año, y  protección para ellos y su descendencia a perpetuidad. Dos de los anotados que se conocen fueron Saavedra y Castelli.

 

            Beredford también hubo de llevarse los archivos de la Cia. de Filipinas, dedicada al comercio de minerales, y que contenía los enclaves de comercio en el Pacífico, las rutas marítimas, y detalle de los compradores en China, India y Japón.

 

            El 18 de Mayo de 1810 es otro momento clave: Vencía la autorización temporal que Cisneros dio a buques ingleses a descargar mercaderías, pagando derechos de importación. Esto le había permitido proveerse de dinero para las alicaídas arcas.  Ese día la Flota Británica del Atlántico Sur ancla frente a Bs. As. y se genera en la aldea un tumulto popular porque comerciantes filo-ingleses quieren cambiar el gobierno. Depuesto Cisneros en el Cabildo "Abierto" (22 de Mayo), y "asesorados" por el inglés Alexander Mackinong, redactan la lista de nuevos gobernantes. Se nombra  una Junta de Gobierno, con Cornelio Saavedra a la cabeza, y Castelli como secretario  (¡ambos del libro de Guillepie!).


            Y la primera audiencia que otorgó la Junta fue con el Almirante De Coursy, de la flota británica.

 

            No todos eran filo-ingleses en ese tiempo. Mariano Moreno exponía cómo viabilizar la independencia en el "Plan Revolucionario de Operaciones". Proponía "crear un país industrial, tecnológico y científico, con el disfrute de los valores para todos". Moreno también tradujo la obra de  J. J. Rousseau 'El Contrato Social", en busca de dar bases para una verdadera democracia independiente.

 

            Luego de las Declaración de Independencia y de revueltas hasta 1820 con ausencia de dirección política, se reúne un Congreso de la Provincias, para constituir definitivamente un país. La fuerte provincia de Bs. As. es designada para manejar la política exterior, hasta tanto se organice un gobierno nacional. Dos días después, el Gral. Las Heras, gobernador de  Bs. As., recibe la propuesta de firmar un "Tratado de Amistad, Comercio y Navegación" con Inglaterra, cosa que hace de inmediato. En este tratado,  los "habitantes de estos territorios " no podrían establecer comercios en Inglaterra, como sí podrían hacerlo los "ciudadanos" ingleses aquí. También hay libertad de navegar por aguas y ríos interiores del otro país en tanto las naves fuesen propias (armadas en el país de origen). Siendo claro que no teníamos astilleros en el Río de la Plata, esto impidió también rentar naves extranjeras, que era una oferta de la naciente EE.UU., que sí tenía flota y se interesaba por abrir posibilidades comerciales con nosotros, rivalizando así con los intereses de los banqueros ingleses.

 

            Dentro de los puntos del Tratado -nunca derogado- está la prohibición de establecer represalias económicas contra Inglaterra en caso de guerra. (Razón por la cual en la guerra de las Malvinas, mientras los ingleses masacraban a nuestros chicos, el Banco de Londres seguía operando sin haber sido confiscado, como cualquier país hace con los intereses y propiedades del enemigo en una guerra).

 

            Tratados similares le fueron impuestos a México, Gran Colombia, Guatemala, Chile y Perú.

 

            Al poco tiempo Inglaterra hace un reconocimiento internacional de nuestra independencia, y ofrece un préstamo de dinero, que es tomado por Argentina. Es el inicio de otro tipo de dominación, la económica, a través de la deuda externa.

De allí en más hay una consecuente historia de componendas entre la oligarquía nacional y los intereses foráneos, primero ingleses y luego también norteamericanos, aunque en realidad deberíamos hablar ya más propiamente de los banqueros ingleses primero, y de los capitales apátridas con base en Estados Unidos, como ahora veremos.

 

al índice

 

Desembarco en los EE.UU.

 

"El gobierno debe crear, emitir, y circular toda la moneda.

Es el privilegio supremo del Estado".      
Abraham Lincoln

 

            Si algún día los americanos permiten que los

 bancos controlen la emisión de su moneda,
los bancos y las corporaciones  en torno de ellos

 nos privarán de todas las propiedades..."
Thomas Jefferson

 

"Solo denme el control del sistema monetario de

una Nación; no me interesa quién escribe las leyes"
Barón Rothschild

 

            A comienzos del siglo XX los banqueros que desde Inglaterra dominan ya buena parte de la banca europea, el comercio y las finanzas internacionales, pertenecen a un limitado número de familias que están en el negocio bancario por 500 años desde las épocas de la esclavitud, el opio, el oro, y cuyos miembros están estratégicamente distribuidos por Europa y otros territorios. Lo que les importaba era manejar, no la economía, vista como el crear y administrar bienes, sino las finanzas, o sea el comercio del dinero.

 

            Los representantes de algunas familias (Morgan, Rothschild, Rockefeller) deciden crear un enclave en Norteamérica, ante el crecimiento de los recientemente independizados EE.UU., pues después de las guerras europeas el dinero de ese continente había migrado allí. Cinco banqueros cuya riqueza representaba 1/6 de la riqueza del mundo entero, y un senador republicano, formaron en 1910 un club, e idearon un proyecto para fundar la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), un banco privado que tendría el monopolio para emitir el dinero circulante. Se daría en préstamo al gobierno de los EE.UU., quien debe pagar un 5% anual a la Reserva Federal por su uso.

 

            Rechazado enérgicamente por los demócratas, el proyecto debió esperar, hasta que J. P. Morgan logró hacer que el presidente Wilson firmara la ley de creación de la Reserva Federal. en Diciembre de 1913, entre gallos, medianoche, y con muchos diputados festejando navidades. Así los Estados Unidos quedaron en manos de poderosas familias internacionales. Los dueños de la FED son cinco bancos con sede en Londres.

 

            Si bien su creación se promocionó como una forma de traer estabilidad a la economía de los EE.UU., 10 años después muestra lo contrario: en 1928, y por 16 meses,  la FED incrementa un 63% el suministro de dinero al mercado. La gente comienza a tomar préstamos baratos, a comprar, a vender, a empeñar, a pedir. Luego, la FED corta de golpe el suministro de dinero y las personas que habían empeñado sus casas, cuentas de ahorro, acciones, y que se habían endeudado, lo perdieron todo, a manos del sistema bancario.

 

            Los que sabían que la bolsa iba a caer, retiraron el dinero antes, y así pudieron luego comprar por nada los bienes de la población. La riqueza de la familia Kennedy creció en 4 años de 4 a 100 millones de dólares.

 

            La prensa fue silenciada durante todo ese período y no mostró las revueltas populares. Solo unos pocos políticos, conocedores de lo que pasaba, hablaban al vacío. Pero hasta el Nóbel economista Milton Friedman asegura que la FED fue responsable del crack, por no alimentar a los bancos durante la gran depresión.

 

            Muchos historiadores y economistas responsabilizan al sistema bancario también por la 1ra y la 2da Guerra Mundial. Las guerras son lo más lucrativo en lo que un banco pueda involucrarse, apoyando a ambos bandos en conflicto. Pero no solo en casos evidentes como la Guerra del Opio con China, donde Inglaterra se queda con Hong-Kong; hay datos para argumentar que  la Guerra de Secesión había intervención de los banqueros internacionales. Además el sur era una buena fuente de negocios por la venta de esclavos para las plantaciones. También está probado que este grupo de banqueros financió a Lenin y a Trotsky con millones de dólares en la revolución rusa en 1917. Con Rusia fuera de la I Guerra Mundial, y EE.UU. adentro, la guerra se extendió un par de años más y con ello el negocio de la venta de armas y los prestamos a países desbastados.

 

al índice

 

Los norteamericanos: los primeros engañados.

 

            Pregunte a 250 millones de norteamericanos: ¿Quién imprime el dinero?


            Responderán: El gobierno

 

            Así funcionó el sistema; engañando a un pueblo y generándole un concepto de vida basado en el consumo. La cuenta es simple: cuanto más gastan los norteamericanos, más dinero hay en circulación, y por tanto más cobra la Fed., o sea los banqueros. El país "mas poderoso de la tierra" gasta en grandes campañas de "formación", pero muestra un 30% de analfabetismo funcional, básicamente en una población rural. Eso si; a comprar, tirar, y comprar de nuevo aprendieron todos.

 

            ¿Cómo se comanda todo este operativo mundial? En reuniones anuales que se llevan a cabo en Bilderberg (Baden-Baden, Alemania) un centenar de personas de la más alta jerarquía económica y política del mundo tratan temas como la secesión de provincias canadienses, o la forma de propagar el ALCA. Los Bilderberges (concurrentes a esas reuniones), constituyen una "fraternidad", cuyo motivo principal es mantener el control de la fabrica de la economía mundial.

 

            ¿Cómo todo esto es silenciado de los medios? Si 120 estrellas de cine, o deportistas, se juntaran en un lugar, a puestas cerradas, sería una gran noticia.


            Pero son pocos los periodistas que se preguntan  "¿Qué pasa en Bilderberg?" Esto se comprende cuando se sabe que los dueños de grandes diarios como el Washington Post, y otros de Canadá y Europa son miembros del club.

 

            El libre movimiento de capitales, y de mercaderías ocupa gran parte de las agendas de los Bilderberger.


            Pero existe evidencia de que hasta pueden digitar presidentes de EE.UU.. Jimmy Carter con escasos antecedentes, era miembro de la Comisión Trilateral. Al hacer su campaña, comenzó  a recibir muy favorable cobertura por los medios que conectados a la influencia de Rockefeller. Bill Clinton asistió en 1991 a la reunión de Bilderberg. No solo era de la Trilateral, sino también miembro de Consejo sobre Relaciones Internacionales (CFR, Council of Foreing Relations). Tenía el apoyo de dos grandes familias: Rothschild y Rockefeller.

 

            Aún no alcanzan a controlar totalmente la transmisión de los medios electrónicos, como Internet. Por eso no debe extrañar la aparición en algunos países, de regulaciones a la circulación de información.

 

al índice

 

Vuelta a Argentina: la nueva forma de sumisión.

 

         Mientras, localmente, en 1916 Irigoyen crea una empresa emblemática del poder de decisión de la República: Yacimientos Petrolíferos Fiscales, que solo tuvo un aporte inicial del gobierno, habiéndose financiado exclusivamente con el petróleo que extraía. Con eficiente administración, comienza a ser una de las petroleras más importantes. Su prudente política de endeudamiento externo es alterada por Alvear. Algunos autores señalan que éste cuadruplicó la deuda externa.

 

            En 1927-28 la Standard Oil de Nueva Jersey consigue un millón de hectáreas para cateo en Salta a través de ciertos personajes de la tradicional sociedad salteña convertidos en testaferros. Esa verdadera apropiación fue anulada con posterioridad, debido a los graves vicios que presentaba.

 

            Vuelve Irigoyen, continua el fortalecimiento de YPF, e impulsa un proyecto de ley para nacionalizar las reservas de petróleo nunca resuelto por el Senado controlado por la oposición conservadora. Su actitud de defender la política petrolera autónoma del país sería un factor de su derrocamiento.

 

            El Gral. Agustín P. Justo en 1932 retoma de alguna manera la tradición conservadora respecto del capital extranjero, a quienes les resultaba un verdadero despropósito que existiera una empresa que a comienzos de 1930 era el décimo productor mundial de ese combustible. Además desde 1926 hasta 1934 YPF, le ahorró al país la suma de 1.052.000.000 de pesos que hubiera debido girar al exterior si el petróleo hubiera sido explotado por compañías extranjeras. Comienza una lucha con dos colosos de la explotación de hidrocarburos: la Royal Dutch de capitales ingleses y holandeses, y la Standard Oil de Rockefeller, debiendo esta última abandonar el país debido a la política pro británica de Justo.

 

            En 1933 se firma el desgraciadamente célebre Tratado Roca-Runciman, por medio del cual Argentina accede (otra vez) a todas las pretensiones que nos impusieron los ingleses, a cambio de que cuando ellos lo considerasen necesario, nos comprarían determinados cupos de las carnes destinadas a la exportación. Igualmente e tratado establecía que la suma de las exportaciones se destinaría "al pago del servicio de la deuda pública externa argentina".

 

            En 1935 se creó el Banco Central (BCRA) como un organismo mixto controlado en un 50% nominalmente por el Estado Nacional, y el otro 50% por bancos extranjeros. Como nuevo agente financiero de la República todos los activos del estado y la deuda que manejaba el Banco de la Nación pasaron al BCRA. La idea teórica era que el Banco, al no estar sometido a la órbita del gobierno, sus decisiones no estarían sujetas a los vaivenes políticos que pudieran ocurrir.

 

            En realidad las decisiones se tomaban en Gran Bretaña, como lo da el hecho que Sir Otto Niemayer, director del Banco de Inglaterra, viajó a Buenos Aires, para entregar el proyecto del BCRA y discutir su instrumentación. O que el Dr. Manuel Fresco, gobernador de la provincia de Buenos Aires, se enteró en Londres a través de un directivo de los ferrocarriles ingleses, quién iba a ser el gerente del BCRA, y quiénes los cargos directores, cuando aún no se sabía en Buenos Aires.

 

            En 1945 Perón traza un nuevo proyecto económico impulsando grandes transformaciones: Nacionalización del Banco Central, ferrocarriles, empresas de gas y teléfonos, poniendo en manos del país el manejo de los resortes fundamentales de su economía. Todo este proceso producirá escozor en los Estados Unidos, que ya ha sustituido a Inglaterra en la influencia continental, al terminar la II Guerra.

 

            Habiéndose creado en 1944 en Breton Woods el Fondo Monetario Internacional, Perón decide que la Argentina no se adhiere, y se aparta de cualquier organismo multilateral de crédito para observar una política independiente. La desclasificación de importantes documentos de los archivos norteamericanos, ha demostrado cómo se bloqueó económicamente a la Argentina desde 1945 hasta por lo menos 1952 utilizándose todos los recursos disponibles para tal propósito.

 

            En 1946 Estados Unidos e Inglaterra le deben a la Argentina  2.000 y 3.500 millones de dólares respectivamente. Ambos países se negaron a pagar no sólo los créditos sino los intereses respectivos. Se negoció que nuestro país pudiera comprar en Estados Unidos haciendo uso de las libras bloqueadas en Gran Bretaña. Aprovechando tal situación, se produjeron importantes importaciones en esa nueva política de reactivación. Al pretender hacer uso de las libras, Gran Bretaña decretó la inconvertibilidad de su moneda, y entonces la Argentina se convirtió en deudor de Estados Unidos, al no poder hacer uso del dinero bloqueado. Perón celebró nuevos arreglos y se pudieron cancelar las obligaciones. La deuda externa es cancelada en su totalidad por primera vez en la historia.

 

            Se produce la revolución de 1955, y las influencias extranjeras vuelven a hacerse presentes. Se decide la incorporación del país al Fondo Monetario Internacional.

 

            A través de los períodos de inestabilidad política que siguieron, la deuda aún no es un grave problema. Es más, durante el gobierno de Illia, el país no requiere préstamos al exterior.

 

            Cuando en 1976 se produce el golpe militar, el Dr. José Alfredo Martínez de Hoz, integrante del Consejo Asesor del Chase Manhattan Bank (de Rockefeller)  prominente directivo de Acindar y de la Italo, elabora su proyecto económico, y modifica el  Código de Procedimientos en lo Civil y Comercial, cambiando la improrrogabilidad de la competencia jurisdiccional de la Argentina, a favor de jueces extranjeros, es decir que cualquier convenio o contrato que firmara el país, se declinaba la competencia de nuestros tribunales.

 

            Aquí comienzo un perverso mecanismo de endeudamiento externo que, lejos de atender problemas de financiamiento -razón válida para pedir dinero- se utilizó para poner de rodillas al país. Refiero aquí  párrafos de la detallada descripción de las operaciones financieras que figuran en la causa penal iniciada en 1982 por Alejandro Olmos (Expte. 14.467) cuando denuncia maniobras de las corporaciones internacionales que -junto a los aliados locales en empresas y gobierno- sometieron la soberanía y la economía del país.

 

            Las reservas del Banco Central eran exiguas cuando cayó Isabel Perón, entonces se hace crecer merced  a través de los malabarismos financieros, y a falsos asientos contables, donde se obligaba a las empresas públicas a tomar créditos externos pero solo ficticiamente pues el dinero iba a engrosar las arcas del Banco Central para sostener una política monetaria. Estos procedimientos permitían mostrarlas como deficitarias, y así poder liquidarlas en el futuro justificando su ineficiencia.

 

            Así se endeudaron la CNEA, Agua y Energía, YPF, Aerolíneas Argentinas, etc. Los dólares iban al Banco Central en todos los casos. Las empresas eran prestatarias del crédito externo, pero no podían utilizarlo. Estas maniobras están documentas y comprobadas por la acción de más de 30 peritos, en la causa  que en el año 2000 mereció que el juez sentenciara: "la deuda externa es ilícita y fraudulenta". En esa causa penal hay registradas respecto a YPF 427 operaciones de endeudamiento. Muchos de esos contratos fueron convalidados por  José Luis Machinea, que era gerente de Finanzas Públicas del Banco Central.

 

            Para todos los contratos que celebran las empresas públicas es obligatorio el dictamen del Procurador del Tesoro, pero los prestamistas extranjeros redactaban la opinión que debía sostener el Procurador, enviaban el telex al estudio Klein-Mairal, y de allí iba el texto a la Procuración, donde era simplemente pasado en el papel oficial y enviado a la empresa. Es decir que el banco que acordaba el crédito, también dictaba la opinión oficial argentina para conformarlo.

 

            Respecto al FMI, esta institución monitoreó siempre el endeudamiento externo, a través de funcionarios que tenían oficina permanente en el Banco Central, y verificaban que en todas las operaciones de crédito las empresas estuvieran encuadradas dentro de un marco legal, y que ante cualquier problema de orden jurídico, el Estado no tuviera opciones para ningún cuestionamiento.

 

al índice

 

Rol del "stablishment" local.

 

            Las empresas locales  han obtenido ventajas al haberse privatizado sus deudas con el exterior (seguro de cambio)  durante la dictadura, y nuevamente en esta última devaluación. El poder de que disponen es considerable, y han conservado privilegios a través de los años.

 

            Manejaron los números de sus deudas a su antojo. Cuando Cavallo le quitó al BC el manejo de la deuda privada, se la otorgó al City, designando para las tareas de reconciliación de la deuda a J.P. Morgan, Banque Nationale de París, The Royal Bank Of Canada, Bank Of New York, Crédit Lyonnais, Midland Bank y Chemical Investment Bank. Y debido a que el BC "no contaba con los registros de intereses y tenía deficiencias en la información estadística" se contrato a la consultora internacional Price-Waterhouse, quien fue la que determinó los totales de cada contrato, sobre la base de lo que le informaban los propios acreedores. Los acreedores fijaron hasta los intereses y punitorios.

 

            Su concepto de lo que debe ser el país lo expresan en el libro "Plan para una Economía de Mercado" (FIEL, 1992) donde  economistas como López Murphy y Artana, financiados por el Banco de Galicia, Loma Negra, Pérez Companc, Nobleza Piccardo, Repsol, etc. plantean una educación casi totalmente privatizada, y una estructura industrial menos costosa a través de la flexibilización laboral y la reducción del costo laboral, con salarios del orden de los 70 pesos mensuales. Todo un adelanto del ALCA.

 

            Como remate, recordemos que los bonos de deuda externa argentina no están en el exterior: Cavallo-Menem privatizaron las empresas públicas aceptando cobrar con esos bonos -que cotizaban a un 14% de su valor- al  100%. O sea que se vendió las empresas con un 84% de descuento. Pero además lograron distribuir los bonos de deuda externa entre tenedores locales, con lo que generó en el stablishment local un fuerte movimiento en pro de que se continúe negociando con el FMI y que se pague la deuda... así ellos pueden cobrarla.

 

al índice

Kissinger explicita el "Para Qué"

 

            En tanto en los EE.UU., en los '70 Henry Kissinger es gestor de políticas desde la Trilateral Commision, un grupo de acaudalados del mundo, decididos a dictar la política mundial. Obviamente asociados a los Bilderberger. Como  Secretario de Estado del gobierno de Nixon, Kissinger y su grupo realiza un informe reservado del Consejo de Seguridad Nacional, conocido como  NSSM 200. Desclasificado recién en 1989, el informe hace un estudio del crecimiento de la población mundial,  un relevamiento de ciertos recursos naturales, e identifica el crecimiento en los países del tercer mundo como "un asunto de máxima importancia". Se alegaba que dicho crecimiento ponía en peligro el acceso a minerales y a otras materias primas que los EE.UU. necesitaban y que, por lo tanto, constituía una amenaza para su seguridad económica y política.

 

            El Memorándum 200 no solo todavía motiva muchas de las directrices de la política exterior de los EE.UU., sino que pone al fin en negro sobre blanco el porqué de tantas acciones de dominación: se basan en asegurar que los países centrales tengan suficientes recursos naturales y energéticos para sus necesidades de seguir consumiendo (y dando dinero y poder a los banqueros).

Del extenso trabajo, que puede consultarse en varias páginas de contra información en Internet, se desprende que el plan para evitar que los países centrales se queden sin consumo, se basa en tres líneas principales:

 

 

            Demasiado simple: 3 líneas.  El primer tema manifiesto en el informe, los otros dos, veladamente instalados. Demasiado tenebroso.

 

            A esto debemos sumarle el objetivo colateral de expoliar nuestros dineros, a través de endeudamiento,  retenciones, u otro tipo de maniobras consentidas por una dirigencia local comprada por centavos en comparación a lo que ellos se llevan, emuladores de los anotados en la lista de Guillepie, que han recibido prebendas similares del "imperio"

 

            ¿Pudiera ser que desde este informe, las acciones de esos poderosos que manejan a su antojo países como EE.UU. nos hayan conducido por un estrecho canal para llevar a cabo sus planes? ¿Es esto un delirio de teóricos de conspiraciones?

 

            En las ciencias exactas existe el concepto de "modelo matemático". Es una fórmula o conjunto de ellas que permite describir un fenómeno. Si, para toda la gama de valores de las variables que intervienen el modelo da resultados coincidentes con la realidad, se lo acepta como válido.

 

            Asociamos este concepto al Memo 200: Comencemos a analizar cada hecho diario y veremos que prácticamente todo lo que ha pasado en nuestro país en los últimos años responde perfectamente a alguno  de los 3 "objetivos" del Memo 200. Ahora las cosas "cierran". Estamos entonces ante la comprobación de que el plan existe, y por tanto nos da para entender al fin "para que" sucedieron las cosas.

 

            Ahora pasemos a lo más importante, y la razón de este trabajo: no cabe duda que el mejor Proyecto Nacional que pueda delinearse será el que en cada área contemple justamente las medidas que den resultados opuestos al  que se ha aplicado.


¿Tan simple?

al índice

 

Como diseñar el Proyecto Nacional

"No soy un Libertador"
"Los libertadores no existen.
Los pueblos se liberan a sí mismos."
Ernesto Guevara

 

"¡Las revoluciones hay que hacerlas con alegría!
Nos quieren tener tristes para que nos sintamos derrotados"
Arturo Jauretche

 

            No es éste un plan típico de políticos, sino una forma de mostrar cómo se pueden trazar las partes neurálgicas del Proyecto Nacional, tomando como referencia la desarticulación de las acciones de dominación. A modo de ejemplo he puesto pares de párrafos, donde el primero enuncia lo que nos han venido aplicando, y recuadrado a continuación la contraparte que surge naturalmente.

Seguramente -y así lo espero- el lector podrá generar muchos más.

 

            Hay tratados internacionales firmados por Argentina desde tiempos de la primera junta patria. Varios de estos tratados, mantenidos tan ocultos que ni se enseñan en las Facultades de Derecho ni por tanto se derogan, por desconocidos. Nos condicionan nuestro accionar soberano.

 

            Se impone como primera medida para llevar a cabo un Proyecto Nacional, la derogación de todo tratado que limite la soberanía de la Nación Argentina, y de toda ley que apoyándose en ese tratado haya dado prerrogativas especiales a alguna parte.

 

            Sabemos cómo el dinero fue  a la especulación financiera y no a la producción. La destrucción del país productivo de los 40/50 se fue agravando con la irrupción de las importaciones indiscriminadas, y se evitó que los recursos naturales y energéticos se utilizaran localmente.

 

            Quedamos así como productores de materias primas agropecuarias, con valores decaídos y debiendo chocar con subvenciones a los productores en los países centrales.

 

            No es difícil entender que en un Programa Nacional se debe privilegiar el financiar obra pública y producción privada, emitiendo todo el dinero necesario para ello. A quien aún crea que la emisión monetaria generará inflación, en eso también nos mantienen engañados: ha habido un cambio de paradigmas mundial desde hace más de 70 años: el dinero obtiene su valor de referencia internacional no de las reservas, sino de la capacidad productiva del país.

 
            Nuestro país tiene un superávit de aprox. 5.000 millones de dólares anuales. Y eso tomando parámetros ya constreñidos a la realidad en los últimos tiempos. Este dinero no se vio porque fue aplicado (junto con un nuevo préstamo cada año de aprox. similar cantidad) al pago de una ilícita y fraudulenta deuda externa, que existe justamente para eso, para que no podamos crecer.

 

            La libre circulación de productos y capitales ha sido la herramienta clave para vaciar nuestro país. Su objetivo es incrementar el circulante que pase por los circuitos de banca extranjera.

 

            La recreación de una banca nacional saneada tanto en lo económico-financiero, como en lo que hace a los directivos, apartando a todos los que han estado hasta ahora, responsables sea por acción o por omisión. Si es preciso, podrá reincorporarse a funciones estratégicas, con cargo  a formar directivos, a personas que hayan  mostrado capacidad y conducta acorde con el nuevo modelo.


            También aranceles de protección a nuestra producción, renunciando a todo tratado internacional que nos condicione al respecto. Pocas son las necesidades de insumos extranjeros que no podamos comprar a través de triangulaciones con otros países "socios" en este desarme de la dependencia del modelo neoliberal.

 

            La desmesurada deuda externa condiciona nuestro crecimiento, por los pagos que se deben realizar. Hay quiénes proponen elevar el caso del aumento usurario de intereses a la Corte Internacional de La Haya.

 

            Hay una sentencia firme de un juez argentino, quien luego de 18 años de pericias dictaminó que la deuda contraída desde el '76 al '83 es ilegítima y fraudulenta. Cabe entonces, como acto de soberanía, dejar de pagar la pretendida deuda externa, ateniéndonos a ese dictamen jurídico. No es la primera vez en la historia que un país deja de pagar su deuda ( y que no pasa nada). Pero sería sí la primera vez que se hace basado en una sentencia judicial. Y si algún acreedor cree que su derecho fue vulnerado ¡Que acuda él al Tribunal de La Haya! Ir nosotros sería seguir supeditando nuestra soberanía.

 

            Las empresas proveedores de servicios públicos, y generadores de bienes estratégicos se han privatizado, con bonos de la deuda tomados a un valor 6 veces más alto que el del mercado. Los servicios básicos y esenciales están fuera de las posibilidades de pago de la población. La calidad de los servicios no ha mejorado en la proporción a lo cobrado, ni según los contratos firmados.

 

            La renacionalización de los servicios públicos, estratégicos y sociales es perentoria.  El control de esas empresas en manos de los mismos trabajadores está comenzando a mostrarse como una forma de gestión colectiva. Será necesario entonces reforzar modalidad, facilitándoles a los trabajadores el acceso a la capacitación necesaria y apoyo estratégico y legal para que puedan transformarlas en cooperativas autogestionadas, con control de los usuarios cuando corresponda.


            Pero además cabe trabar embargo a los fondos y bienes patrimoniales de empresas y empresarios e iniciar las correspondientes demandas por incumplimientos contractuales. Habida cuenta que se habrían ya derogado los tratados que lo impedían, se podrá trabar embargo sobre bienes en el país del estado que tenga participación en las referidas empresas, y hasta en barcos de esa bandera.

 

            Se ha desarmado la red ferroviaria, revirtiendo el desarrollo regional, condenando al interior a ser una fábrica de pobres, y a grandes migraciones dentro del país hacia los conglomerados urbanos, generándose las condiciones para instalar inseguridad y violencia urbana. De la mano de esto, aprovechando la debilidad institucional de las fuerzas de seguridad, se permitió el impune accionar de bandas formadas desde la misma policía o por órdenes de políticos, cuyo objetivo va desde el simple latrocinio hasta las acciones disuasivas que el grupo mandatario desee.

 

            El desarrollo hacia el interior va de la mano de tres elementos: ferrocarril, electrificación y comunicaciones. Es imperativo, dentro del plan de obra pública, la reactivación de los ramales y creación de otros, conllevando los otros elementos mencionados, con las generadores de electricidad en manos nacionales, se podrán desarrollar emprendimientos en el interior, facilitar el honorable regreso de los emigrados, y hasta formar nuevas colonias de inmigrantes, que realizada a través de una adecuada selección, podrá compensar la fuga de cerebros y la pérdida de capacidad de trabajo de toda una generación.

 

            La persecución ideológica dejó el saldo de 30.000 desaparecidos, y también de 800.000 emigrados entre 20 y 35 años, la mejor edad productiva, entre el '80 y el 2000. Esta "desaparición" impidió la renovación de capacidades en todas las ramas directivas, políticas, sociales, haciendo más fácil el sometimiento de la soberanía del país.

 

            Es entonces necesario generar contextos de formación cívica, desde donde puedan surgir nuevos dirigentes sociales, políticos, cuadros de técnicos y expertos en temas y áreas que hacen al desarrollo nacional. Hay gran cantidad de fondos disponibles en organismos internacionales, fuera de los perversos circuitos antes mencionados, especialmente de países europeos, que pueden utilizarse para este fin. También hacer planes de repatriación de cerebros capacitados, y junto con ellos, sus proyectos.

 

            La instalación de costumbres alimenticias tipo fast-food tiende al mismo objetivo que en sus orígenes en EE.UU.: la comida basura pobre en nutrientes para el organismo, aplicado a la juventud, obstaculiza el desarrollo intelectual necesario para formación de dirigentes lúcidos. La caja PAN, en un país productor de soja para 300 millones de habitantes, no tenía los niveles proteicos adecuados.

 

            Así, un Proyecto Nacional debe realizar una recuperación de la calidad alimenticia de nuestra gente, principalmente los niños de hasta 5 años, que es cuando la desnutrición hace estragos. Los mecanismos impositivos con baremos atados a los índices de nutrientes de las comidas será una buena medida para desalentar la comida-basura, y ayudar al surgimiento e nuevas dietas y productos

¿También se entiende ahora el para qué de la caída del sistema educativo?

 

            Es necesario para un país con futuro, cuidar y desarrollar la generación que pueda crear ese futuro; y de la mano con esto, reimplantar la educación a través del desarrollo de la razón, la ética, los valores, y la interpretación, desterrando las técnicas memorísticas y pseudo-academicistas. Debe plantearse una readaptación de maestros y profesores, a quienes se debe hacer concientes del plan que han soportado, y del nuevo proyecto nacional. Y especial atención merece la adecuación o el reemplazo de los directores de establecimientos. No hace falta gran presupuesto: Educar a un pueblo es mucho menos costoso que estupidizarlo, ya que va a favor del natural deseo de conocimiento del ser humano.


            La educación además deberá prever el traslado de los niños a sus familias, del concepto de estar reconstruyendo el país. Es necesario que en la casa no se destruya lo que se construye en el aula.

 

            Sobre las FFAA, aprovechando su desprestigio y algunos lamentables hechos que deberían haberse resuelto vía judicial/penal, se aprovechó para desmantelarlas, se han cerrado las fábricas de armamento, obligándonos a adquirir armas al exterior, pero la cosa no viene sola: por pactos internacionales a los que Argentina "adhirió", debemos soportar tener un agregado militar extranjero en cada unidad donde se han comprado armas al exterior. También a las FFAA se les asignaron tareas no específicas, que hasta compiten con tareas que deben recaer en la sociedad civil, y por otros pactos internacionales se debe gastar sumas importantes en mandar personal a las misiones de la ONU.


            Todas estas acciones han sido complemento de la sumisión de nuestra soberanía.

 

            Es obvio que un Proyecto Nacional que nos aleje de la dependencia actual, generará fuertes acciones contra nosotros desde el exterior. Por ello en el tema de Defensa Nacional, se debe restablecer el significado de las FFAA, que es "defender a los habitantes y bienes de la Patria ante la agresión exterior". Debe pasarse a retiro las camadas superiores de las fuerzas, reorientar de inmediato la formación militar, que aún conserva planes de décadas atrás, y si se requiere, reponer temporalmente al servicio activo a personal pasado a retiro con manifiestas condiciones de adhesión al nuevo modelo de defensa.

 

            Los medios de comunicación, transformados en multimedios, desinforman y modelan la opinión pública. Hay razones para mostrar un mundo exterior atroz y decepcionante, pues inmoviliza al ciudadano, creando sensación de desánimo, adecuada para no reaccionar ante el sistema opresor.

 

            Es obvio que para un Plan Nacional hace falta entonces diversificar los medios de comunicación, desarmar los multimedios, y crear condiciones para sanear la información, tal vez con una dura legislación para quienes produzcan y/o propaguen información no fidedigna, dada la gran responsabilidad social de los medios.

 

            Hay un sinfín de obstáculos burocráticos que hacen que la vida se nos llene de lo urgente, y evita el pensar. Así como la destrucción de células sociales -clubes barriales, sociedades de fomento, etc. Se tiende al aislamiento, a no tener tiempo para encontrarme con el otro, y discutir lo importante.

 

            También se ha alentado la competencia desmesurada, el desprecio por el otro, por sus necesidades. Pero a diferencia de como se aplica esto en el país de origen, donde el sistema de competencia hace sobresalir a los mejores pero contiene al resto, aquí la carrera ha terminado mal para ambos.

 

            La contramedida de esto, es por un lado crear medidas técnicas para facilitar todas las gestiones masivas de la ciudadanía, dándole la posibilidad de tiempos de ocio y reflexión; y por otro -y las asambleas populares han dado el primer paso-  crear espacios de encuentro intergeneracional, con temáticas orientadas, y poner a disposición de estos grupos elementos para que puedan elevar los niveles de conciencia propios y del entorno. Restablecer la importancia del bien común por encima del individual. Crear un ambiente de optimismo y confianza en el Proyecto, a través de sentirse parte y partícipe en la implementación.

 

            La salud de la población no solo ha sido desatendida, sino que se ha facilitado la instalación de nuevas causas de enfermedad. Desde la falta de planes de acción internacional para casos tan simples como las epidemias de cólera en el norte, hasta el aumento indiscriminado de emisión de gases de escapes y de deyecciones de animales en las grandes ciudades, con el consecuente aumento de índices de afecciones respiratorias y infecciones infantiles.


            La enfermedad es también una forma de inmovilizar una población, porque además del enfermo se inmoviliza a quien lo cuida. También la imprevisión en el caso de inundaciones y otros desastres naturales menores mina la salud del núcleo social afectado, desestabilizándolo.

 

            Para el Proyecto Nacional: Rigurosos planes de prevención sanitaria, basados en la eliminación de las causas. Reactivación de las funciones de Defensa Civil. Instrucción masiva de la población en prevención propia. Aumento de las condiciones de sanidad, particularizadas para grupos específicos (infancia, trabajadores, mujeres, tercera edad, etc.). Nacionalización de la producción de un conjunto de medicamentos básico.

 

            El consumo de tabaco, alcohol, estupefacientes, apoyado en la sensación de desánimo y resignación, ha permitido un mejor control de la población. La burla de las leyes sobre publicidad y venta es una constante.

 

            Nuevamente aquí medidas impositivas, con una gran carga proporcional al daño de salud que genera el tabaco y el alcohol, desalentará el consumo. Estrictas regulaciones en expendio y publicidad, y planes sustentables de recuperación de adictos y alcohólicos a través del planteo de objetivos vitales que reviertan sus frustraciones y su exclusión social.

 

Los avisos con palabras en inglés no se instalan solo por moda. Tienen un efecto desintegrador de la sociedad, ya que quien lo comprende se siente de una casta superior al "pobre tipo" que realmente está más cerca de la cultura nacional, pero la abandona por querer imitar al otro. La cultura nacional se menciona pero se desconoce su contenido.

 

            Recrear una cultura nacional basada en lo positivo de nuestros aspectos, y respetando los regionalismos. En esta necesaria recreación, dado que poco queda de lo que era nuestra cultura de 50 ó 30 años atrás, será buen momento para abandonar cosas como  Cambalache, donde  "el que no afana es un gil ", alejarse un poco del gaucho pendenciero Martín Fierro, y descubrir otros personajes, autores, textos, y canciones que identifiquen lo que somos y el modelo que queremos

Habría para enumerar muchas otras acciones que apuntaron a los tres objetivos del Memo 200: la compra de tierras en áreas de frontera y estratégicas por extranjeros, la sub-explotación de acuíferos con aparente objetivo de guardar agua dulce para llevársela, las incautaciones de dinero, la apropiación de bienes utilizando los remates que vendrían si se aplica el CER, el pretendido canje de deudas por tierras fiscales (recursos naturales) en Patagonia (como también quieren hacer con Amazonia), en qué manos quedó la estructura productiva, quiénes definen lo que es estratégico para en desarrollo, etc. Cada uno de estos actos requiere su acción contraria.


            No hay mucho que dudar ni que divagar. De allí debe surgir un completo y estructurado conjunto de medidas que responderá no al pensamiento iluminado de un gobernante o de un improvisado equipo, sino a lo que debe ser "el" Proyecto Nacional: reemplazar una realidad de dominación por otra de libertad, soberanía y riqueza.

 

al índice

 

 Agradecimientos

 

 

Ing. Juan Carlos Dima
nomasdeuda@confluencia.net

 

 

 

Ir a...

 

Mensaje

Prólogo

Epílogo

La Verdad

Avanti

Soy Uno

Escritos espirituales

Escritos políticos

Voces amigas

Navidad y Paz